lunes, 3 de julio de 2017

ESCUSAS SIN FUGA


Debería huir de las tardes que entierran días agotados de deambular perdidos en el mapa de recuerdos ya difusos en mis ojos.

Debería huir de los ojos que me miran acusadores de un olvido impremeditado fruto del desdén que crece en el cubo de la basura de un amor que no supo que era mortal.

Debería huir del amor que revolotea con las alas de las ensoñaciones irresponsables de una noche atiborrada por los cuentos de quién sabe si quizá.

Debería huir de los cuentos improbables que se deslizan bajo el resquicio de la entrada a la caverna de Platón y sus cuarenta ladrones.

Debería huir de los ladrones que prisioneros de escusas sin fuga me devuelvan las tardes, tus ojos, nuestro amor, mis cuentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario